El autoengaño: la gran resistencia

En la enfermedad de la adicción, una de las grandes resistencias que se interpone entre el adicto y el inicio de un tratamiento se manifiesta a través del autoengaño:

  • Pero si no es para tanto!!
  • Yo sólo consumo de vez en cuando!
  • Yo controlo!

Y así….un largo etcétera de expresiones similares.

Como muestra más gráfica, transcribo una primera sesión con un paciente anónimo:

Terapeuta: qué le trae a consulta? En qué le puedo ayudar?

Anónimo: pues a mí es que me encanta la fiesta; tengo una empresa de éxito y también trabajo en el mundo de la noche. Me encanta ese mundo y “ponerme”pero, hace unos años, noté que se me iba de las manos y acudí a un especialista. Me dijo que tenía un trastorno obsesivo-compulsivo y me dijeron una serie de cosas que debía hacer pero no estuve de acuerdo, así que no volví.

Realmente quisiera saber si tengo esa enfermedad.

Terapeuta: cuando consumes sustancias tóxicas, ¿tienes el control sobre ellas? Cuando empiezas, ¿sabes ponerle fin?

Anónimo: No. Quizá por eso estoy aquí. Para confirmar si tengo una enfermedad.

Terapeuta: Cuando no consigues poner fin al consumo iniciado, cuando lo terminas porque ya no puedes más….¿Te sientes mal contigo mismo, te sientes deprimido, sientes culpas, etc?

Anónimo: Si. Exactamente eso es lo que me pasa.

Terapeuta: ¿se han visto afectadas tus relaciones laborales, familiares, interpersonales?

Anónimo: Bueno, estoy teniendo bastantes problemas últimamente con mi pareja cada vez que consumo.

Terapeuta: Pues si, efectivamente tienes una enfermedad llamada adicción, caracterizada por conductas obsesivo-complusivas, impaciencia, intolerancia a la frustración, soberbia, prepotencia, irritabilidad, etc. Además, no sólo está teniendo efectos nocivos en ti a nivel físico y psicológico, sino también efectos colaterales, perjudiciales, en tu entorno.

Anónimo: ¿y qué debería hacer?

Terapeuta: Ponerte en tratamiento cuanto antes.

Anónimo: ¿y en qué consiste el tratamiento?

Terapeuta: hay 2 opciones:

1ª Ingreso: 3 meses recomendable.

2ª tratamiento ambulatorio: primero tendrá que valorarte la psiquiatra. Luego acudirás 1 vez por semana a Terapia psicológica Individual y a Terapias de Grupo de Adicciones al menos 2 o 3 veces por semana.  Sería recomendable que cambiaras de nº de teléfono y borraras todos los contactos de “tus colegas” de consumo, así como dejar de salir por las noches por un largo tiempo, etc.

Tomar conciencia de que la adicción es una enfermedad crónica, progresiva y mortal, así que la abstinencia de cualquier sustancia tóxica  deberá ser permanente; no es viable el consumo controlado.

Anónimo: ¿me estás diciendo que no podré cogerme ninguna “fiesta más nunca”?

Terapeuta: exacto

Anónimo: Ingreso no me hace falta, así que bueno….puedo estar un tiempo haciendo el tratamiento ambulatorio y luego ya se verá. Me lo pienso el fin de semana y te llamo para confirmar.

 

……………………….pasa el fin de semana…………………

Terapeuta: ¿empiezas entonces hoy lunes? (conversación telefónica)

Anónimo: No. Lo he pensado y son 4 cosillas las que sé que debo controlar. Entre semana dedicarme de lleno al trabajo y los fines de semana fiesta. Eso lo puedo controlar yo!

Terapeuta: te deseo mucha suerte, pero te recuerdo que tu enfermedad irá a peor si no paras ya.

…………………….pasado 1 mes…………………..

El paciente volvió a llamar pidiendo ayuda, pues se dio cuenta que era incapaz de hacerlo solo y que, para nada podía controlar. Era el tóxico el que controlaba su vida.

Actualmente está en tratamiento ambulatorio.

¿Qué es la técnica “Parada de pensamiento” y cómo la puedes usar para mejorar en tu día a día?

EJEMPLO TÉCNICA PARADA PENSAMIENTO La técnica conocida como parada de pensamiento es una técnica congnitvo-conductual que consiste en detener los pensamientos negativos, que nos generan malestar emocional, para sustituirlos por otros mejores y más adaptativos. Veamos un ejemplo. Carolina está en clase. El profesor hace una pregunta que ella cree saber pero al responder se equivoca. Entonces piensa: no debería haber contestado, siempre meto la pata, los demás siempre lo hacen mejor que yo… Para Carolina estos pensamientos no son nada motivantes y le generan un estrés máximo cada vez que los experimenta. Probablemente Carolina no vuelva a hablar en clase o le cueste mucho hacerlo. Esta técnica es un procedimiento de autocontrol para eliminar esos pensamientos repetitivos de Carolina en clase. Con la técnica de parada de pensamiento trataremos de explicarle cómo parar esos pensamientos negativos y cómo elaborar pensamientos más adecuados y realistas. • Es necesario que identifique sus emociones negativas y las verbalice • Elegir un estímulo que interrumpa los pensamientos negativos. Puede ser una palmada o un pellizco y simultáneamente utilizar palabras como ¡stop! ¡basta!… • Cambiar de actividad. Una vez se hay interrumpido el pensamiento, se realiza algo diferente para que ese pensamiento no vuelva. • Intentar contrarrestar los pensamientos negativos con pensamientos positivos, en el ejemplo de Carolina, diciéndose: 1. Todo el mundo se equivoca 2. La próxima vez lo haré bien 3. Si no me equivoco no aprendo. De esta forma aumentamos su motivación y no se deprimirá, ya que los pensamientos tienen mucha fuerza sobre lo que siente y debe dominarlos. La parada de pensamiento es una estrategia que requiere de un entrenamiento continuado, por lo que al principio sería recomendable practicarlo a diario. Los pensamientos negativos disminuirán gradualmente con el tiempo.

La técnica conocida como parada de pensamiento es una técnica congnitvo-conductual que consiste en detener los pensamientos negativos, que nos generan malestar emocional, para sustituirlos por otros mejores y más adaptativos.

Veamos un ejemplo:

Carolina está en clase. El profesor hace una pregunta que ella cree saber pero al responder se equivoca. Entonces piensa: no debería haber contestado, siempre meto la pata, los demás siempre lo hacen mejor que yo…

Para Carolina estos pensamientos no son nada motivantes y le generan un estrés máximo cada vez que los experimenta. Probablemente Carolina no vuelva a hablar en clase o le cueste mucho hacerlo.

Esta técnica es un procedimiento de autocontrol para eliminar esos pensamientos repetitivos de Carolina en clase. Con la técnica de parada de pensamiento trataremos de explicarle cómo parar esos pensamientos negativos y cómo elaborar pensamientos  más adecuados y realistas.

  • Es necesario que identifique sus emociones negativas y las verbalice
  • Elegir un estímulo que interrumpa los pensamientos negativos. Puede ser una palmada o un pellizco y simultáneamente utilizar palabras como ¡stop! ¡basta!…
  • Cambiar de actividad. Una vez se hay interrumpido el pensamiento, se realiza algo diferente para que ese pensamiento no vuelva.
  • Intentar contrarrestar los pensamientos negativos con pensamientos positivos, en el ejemplo de Carolina, diciéndose:
    • 1. Todo el mundo se equivoca
    • 2. La próxima vez lo haré bien
    • 3. Si no me equivoco no aprendo.

De esta forma aumentamos su motivación y no se deprimirá, ya que los pensamientos tienen mucha fuerza sobre lo que siente y debe dominarlos.

La parada de pensamiento es una estrategia que requiere de un entrenamiento continuado, por lo que al principio sería recomendable practicarlo a diario. Los pensamientos negativos disminuirán gradualmente con el tiempo.