¿Es bueno marcarse propósitos de Año Nuevo?

Apuntarte al gimnasio, aprender inglés, dejar de fumar, empezar la última dieta que te ha recomendado una amiga… La historia se repite año tras año. Los retos de principios de año son un clásico y muchos de ellos son tan efímeros que, en febrero, ya se han olvidado. Pese a todo, nosotros te decimos que sí, es bueno marcarse propósitos de Año Nuevo y aprovechar este momento para poner sobre la mesa tus aspiraciones, tus sueños y aquello en lo que quieres mejorar. Y, sobre todo, es la mejor época del año para pensar qué te hace feliz y mirar hacia el futuro en positivo.

Márcate metas realistas

Es importante marcarse retos pero si estos son inalcanzables, te frustrarás muy pronto. Lo mejor en estos casos es centrarse en metas realistas, cosas alcanzables que puedas lograr con esfuerzo. Por ejemplo, si nunca has hecho running y te has propuesto correr un maratón, lo más probable es que en un año no puedas entrenar lo suficiente para alcanzar el nivel que requiere una carrera de este tipo. Como con esto, con todo. Es mucho más sano plantearse como objetivo salir a correr dos o tres veces a la semana, y poder cumplirlo.

propósitos año nuevo

Lo mismo sucede con la pérdida de peso: si tu objetivo es perder 10 kilos, te parecerá muy difícil lograrlo cuando lleves perdidos cinco pero, si te marcas como objetivo perder un kilo al mes, estarás cumpliendo tu propósito y te sentirás más fuerte para seguir adelante.

Poco a poco, cuando veas que tus objetivos se cumplen, te verás más fuerte para marcarte nuevas metas.

Habla en positivo

¿Suena mejor “no voy a beber alcohol en todo el día” o “voy a tomarme un refresco esta tarde con mis amigos”? Si nos autoprohibimos hacer algo, es muy probable que tengamos aún más ganas de hacerlo. Por eso es fundamental dar la vuelta a nuestros pensamientos para convertirlos en algo positivo. El ser humano funciona mucho mejor bajo refuerzos positivos. Además, si visualizas esos momentos en los que vas a llevar a cabo tu reto, te será mucho más sencillo ejecutarlos sin pensar en lo que estás dejando de hacer.propósitos año nuevo dieta

Prepárate para superar la frustración

Sí, todo suena muy bien pero puede llegar el momento en el que te des cuenta de que no estás consiguiendo alcanzar tus metas. No todos somos capaces de superar la frustración y seguir luchando, al contrario, es muy normal sentirse mal cuando no se alcanzan los objetivos previstos. Lo importante, llegados a ese punto, es saber buscar soluciones y pensar en qué haría para lograr el objetivo una persona que lo ha alcanzado. Visualízate en su lugar y no dejes que nadie te diga que no puedes conseguirlo.

Felicítate por cada pequeño paso

Algunos comportamientos compulsivos y repetidos, como comer en exceso o gastar más de lo que deberíamos, pueden estar relacionados con el trastorno de ansiedad del que ya te hablamos en este artículo para diferenciarlo de la ansiedad. Por ello es positivo examinar  nuestra situación particular y luchar por superarnos y establecer metas sencillas y creíbles. Y, sobre todo, “No dejes que lo que no puedes hacer interfiera con lo que puedes hacer” (John R. Wooden). ¡Feliz 2019!