Adicción al sexo

Podemos considerar la adicción al sexo o hipersexualidad como un trastorno caracterizado por un impulso y una necesidad urgente de mantener relaciones sexuales. La persona adicta al sexo lo busca de manera desesperada, manteniendo relaciones  de riesgo y con una pérdida de control en el acto sexual.

Esta adicción, al igual que otras, puede generar tolerancia y dependencia. Por lo tanto, la persona adicta al sexo puede acabar por no disfrutar de las relaciones sexuales y sentir un gran malestar cuando no está intimando.

Suele ser característico de este tipo de adicción  que el placer, durante las relaciones sexuales, tienda a disminuir (tolerancia) y la sensación de malestar aumenta en los períodos donde no se mantienen relaciones (dependencia).

Síntomas

Podemos preguntarnos cuándo una conducta sexual por muy habitual que ésta sea pasa el umbral de ser considerada normal a patológica. Según el Dr.  Rojas Marcos “Cualquier tipo de obsesión que interfiera en la capacidad de la persona para llevar una vida normal, y que le perjudique en sus relaciones personales y laborales es una patología”.

Esta patología comenzaría a considerarse como tal cuando el sexo deja de ser utilizado como una fuente de placer para convertirse en  una forma de evadirnos de otros problemas, siendo incapaces de dominar el impulso. El hecho de llevarlo a cabo no solo no produce satisfacción, si no que nos hace sentir culpables y aumenta nuestro malestar, entrando en una espiral dónde para disminuir ese malestar volvemos a caer en la conducta que lo produjo.

Este tipo de adicción, también genera una escalada progresiva buscando estímulos cada vez más intensos. El primer paso pueden ser las fantasías, luego se pasa a la masturbación compulsiva y al consumo intenso de pornografía, y cuando esto no es suficiente comienzan las relaciones sexuales sin control, bien con desconocidos o buscados en cualquier lugar como acudiendo a la prostitución.

Este tipo de adicción, al igual que otras, ocasiona multitud de problemas de toda índole: familiares, personales, económicos, de salud…

Si te identificas con estos síntomas o tienes dudas al respecto, llámanos; podemos ayudarte.

Adicción al cannabis

Existe la creencia, en un gran sector de la sociedad, de que el cannabis no es adictivo, pero sí que lo es, de echo es una enfermedad médicamente reconocida y se cree que va en aumento en muchos países 

Concretamente, la sustancia que crea la adicción al cannabis es el tetrahidrocannabinol (THC).

Síntomas de la adicción al cannabis

Entre otros podríamos destacar:

  • Irritabilidad
  • Insomnio
  • Falta de apetito
  • Craving
  • Labilidad emocional
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Síndrome Amotivacional: disminución del interés por actividades saludables
  • Alteración de la memoria
  • Dificultad para concentrarse
  • Aislamiento social
  • Malestar estomacal
  • Problemas familiares, sociales, laborales
  • Muerte

Algunos efectos del consumo de cannabis

No tienen por qué darse siempre todos ellos

  • Crisis psicótica
  • Aislamiento
  • Enrojecimiento de los ojos
  • Alteración de la percepción
  • Reacción psicótica aguda
  • Aumento del apetito
  • Bajada de la presión arterial
  • Desmotivación
  • Deshinibición

Si tienes dudas al respecto o te identificas con esa sintomatología, no dudes en contactar con nosotros. Podemos ayudarte

Adicción a las drogas

¿Qué es la adicción a las drogas?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una adicción es una enfermedad física y psicológica que crea una dependencia hacia una sustancia, actividad o relación.

Concretando, podríamos decir que  la adicción a las drogas es una condición en la que un individuo se compromete en el consumo de una sustancia que genera  efectos gratificantes,  proporcionando un incentivo para continuar con ese comportamiento de consumo repetido a pesar de las consecuencias adversas.

Está científicamente demostrado que tanto las sustancias como las conductas adictivas comparten una característica neurobiológica clave: la activación intensa de las vías cerebrales de recompensa y refuerzo.

Pero, ¿cómo funciona ese sistema de recompensa?

Pincha en el siguiente enlace para descubrirlo:

http://www.psicologiayconducta.com/sistema-de-recompensa-drogadiccion

Consecuencias de la adicción y el consumo de drogas

Hoy en día, parte de las muertes, enfermedades, accidentes u otros pueden ser causados por el abuso de sustancias. La dependencia a las drogas prolongada en el tiempo interfiere en la vida de la persona y tiene efectos en casi todos los órganos del cuerpo humano.

Teniendo en cuenta que cada droga tiene efectos dañinos característicos, señalemos los más comunes

Consecuencias biológicas

  • Daño del sistema inmunológico
  • Náuseas, vómitos
  • Daño en el sistema cardiovascular
  • Daño del hígado
  • Déficit atencional/memoria
  • Daño cerebral permanente
  • Muerte

Consecuencias sociales

  • Pérdida de empleo
  • Problemas económicos
  • Problemas relacionales (personales, familiares, laborales…)
  • Pérdida del hogar
  • Conductas riesgosas
  • Problemas con la justicia

Consecuencias personales

  • Problemas familiares
  • Ruptura de pareja
  • Problemas psicológicos (ansiedad, depresión, psicosis…)
  • Desestructuración familiar

En posteriores publicaciones, veremos las características más relevantes de las adicciones más comunes, como ya vimos en la publicación de “La adicción al alcohol”.