Propuestas para sobrellevar el confinamiento por el Covid 19

estres

Esta situación que estamos viviendo a causa del Covid 19, puede generar emociones que pueden ir desde el miedo, la ansiedad, la frustración, el desánimo o el enfado entre otras.  Son emociones normales dentro de una situación excepcional. En estos, casos nos ayudará el reconocer lo que sentimos, dejarlo entrar para que nos informe de cómo estamos por dentro; estas emociones nos van a permitir entender porque nos encontramos así.

Posteriormente, irán apareciendo pensamientos que nos darán claves para buscar soluciones a lo que nos pasa, por ejemplo, es posible que aparezcan pensamientos del tipo: “esto no tiene solución”, “todo es un desastre”, “no voy a poder con esto”, etc.

Podremos regular esos pensamientos utilizando estrategias como:

  • centrarnos en el presente, en el aquí y ahora (centrarnos en aquellas cosas que podemos controlar en el momento presente)
  • no generalizando
  • no teniendo expectativas sobre un futuro que desconocemos y escapa a nuestro control
  • no siendo catastrofistas

Estas estrategias, entre otras, harán que nuestra cabeza busque pensamientos alternativos más cercanos a la realidad; por ejemplo: “lo importante ahora es hacer lo que nos piden”, “estoy en casa y estamos bien”,  “tenemos muchas cosas para poder distraernos”, “esto no va a ser así siempre”,  “los gobiernos de todo el mundo están buscando soluciones y alternativas”,  “sé que ahora lo que podemos hacer es cuidarnos y quedarnos en casa”,  “lo que hacemos ayuda a los sanitarios”, etc.

ALGUNAS PROPUESTAS PARA SOBRELLEVAR EL CONFINAMIENTO

  • Establece rutinas diarias. Planifica a qué hora te vas a levantar y cuáles son las diferentes actividades que vas a realizar a lo largo del día.
  • Importante no perder nuestra rutina diaria de aseo: ducha, cambio de ropa, etc.
  • Si sigues trabajando, mantén esa rutina de trabajo, si no es tu caso, intenta aprender cosas nuevas que siempre has querido hacer y que por falta de tiempo no las has realizado hasta ahora.
  • Empezar el día ejercicio físico; es una excelente manera de comenzar el día con energía y buena actitud.
  • Importante no saturarnos con las noticias. Con verlas una vez al día es suficiente para estar informados.
  • Dedica tiempo a aquellas cosas que te gusten, desde leer un buen libro, ver un reportaje de animales, leer una revista, escuchar música o ver videos musicales, seguir páginas de moda, de costura, de construir cosas… Busca las actividades que más te motiven.
  • Intenta ser creativo, busca cosas que hacer en casa que te pueden ayudar a estar más distraído.
  • Mantén el contacto con las personas que te importan.
  • Dedica tiempo a la relajación; busca técnicas que te ayuden a mejorar tu respiración, aprende a relajar tu cuerpo y tu mente…
  • En casa, poner normas de convivencia para minimizar así las discusiones y los malentendidos; compartir y dividir tareas hace que todos los miembros de la casa se impliquen.
  • Mantener una buena comunicación con los miembros de la casa, no solo hablando de preocupaciones sino buscando la risa,

Los fines de semana intenta hacer algo especial, date un capricho, prepara algo que te guste, ya sea un postre, un baño relajante, una comida especial, una quedada de grupo virtual, etc.

Ansiedad y estrés: tratamientos, síntomas y diferencias

ansiedad

La ansiedad es un estado de ánimo más común de lo que creemos y puede aparecer en cualquier momento. Es muy frecuente confundir ansiedad y estrés pero son conceptos diferentes, puesto que la ansiedad es una emoción básica y el estrés es una respuesta fisiológica de alarma. Además, las causas, síntomas y tratamiento de ambos son totalmente diferentes, tal y como vamos a ver a continuación.

El estrés es un estado mental que se caracteriza por una gran inquietud, una intensa excitación y una extrema inseguridad. Es, también, una angustia que acompaña a algunas enfermedades, en especial a ciertas neurosis.

¿Qué diferencia hay entre el estrés y la ansiedad?

El estrés es una respuesta adaptativa del organismo que permite mantener una condición interna estable, compensando los cambios en el entorno, y asegurar la supervivencia. El estrés es un proceso que lleva al organismo a interpretar y evaluar una amenaza, pero si la exposición al estímulo estresor es excesiva, repetitiva y prolongada en el tiempo, los mecanismos adaptativos, protectores y de ajuste, se transforman en otros con un alto nivel patogénico (de enfermedad) que, con frecuencia da lugar trastornos afectivos como la ansiedad.

ansiedad

La ansiedad es una sensación subjetiva que se acompaña de una serie de respuestas corporales hacia una amenaza similar a las que ocurren en el miedo pero, a diferencia de este último, la amenaza ya desapareció pero la respuesta persiste. La ansiedad se genera ante una situación amenazante que activa un mecanismo de alerta adaptativo, en tanto que es una respuesta que nos ayuda a establecer estrategias encaminadas a la supervivencia. No obstante, si el estado ansioso no es congruente con el estímulo percibido o es provocada por un estímulo inexistente, y persiste a lo largo del tiempo, entonces estamos ante un problema de ansiedad patológica; deja de ser un mecanismo adaptativo para convertirse en un problema.

 ¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

La ansiedad puede manifestarse a través de diversos síntomas, entre los que destacamos los siguientes como los más comunes:

  • Preocupación persistente.
  • Pensamientos negativos continuados.
  • Dificultad para mantener la atención.
  • Falta de concentración.
  • Cansancio.
  • Sequedad bucal.
  • Dificultad para conciliar el sueño.
  • Opresión en el pecho.
  • Palpitaciones.
  • Rechazo a las relaciones sociales.

Es importante destacar que estos síntomas son los más frecuentes, pero no todos tienen porqué aparecer a la vez ni tener la misma intensidad. Lo recomendable es que, si te reconoces en algunos de estos síntomas y consideras que interfieren en el desarrollo normal y satisfactorio de tu vida, acudas a un profesional.

estres

¿Cuáles son los síntomas del estrés?

El estrés puede manifestarse a través de diversos síntomas, entre los que destacamos los siguientes como los más comunes:

  • Preocupación persistente.
  • Pensamientos negativos continuado.
  • Constante presión, confusion y apresuramiento.
  • Iirritabilidad y melancolía.
  • Síntomas físicos: problemas estomacales, dolores de cabeza y dolores de pecho
  • Reacciones alérgicas: eczema y asma.

Tratamiento de la ansiedad y el estrés

La Psicoterapia ayuda a superar la ansiedad y el estrés con un tratamiento personalizado. Cada persona necesita de distintos métodos para superar su situación personal y, en muchas ocasiones es necesario combinar la terapia psicológica con técnicas de relajación y conductuales.